3ª. “A”: SEBASTIÁN JORQUERA Y SU HISTÓRICA MARCA

 

Cuando subí la nota destacando los 7 goles que Nicolás “Astroboy” Barrera artillero de Unión Compañías convirtió frente al cuadro de Unión Casablanca, la semana pasada en partido válido por 17ª. fecha del Grupo 1 de la Tercera División “B”. Hice referencia que probablemente estábamos en presencia de una marca histórica para la categoría, sin imaginar, que existiría aún un registro superior a ella.

En efecto, así es, la tarde del día domingo 20 de marzo de 2016, en el marco de la disputa de la quinta fecha del grupo 5 de la Copa Absoluta 2016, se enfrentaron, el conjunto local de Municipal Santiago con el cuadro de la Academia de Fútbol Joven de Quilicura. El triunfo favoreció a los dueños de casa de Municipal Santiago que por aquella época  tenían su localía en el Estadio Militar de Santiago. El marcador para la posteridad quedaría grabado con un rotundo resultado de 15 goles a 0. Y por cierto, para Sebastián como un lindo e inolvidable recuerdo en su carrera como futbolista.

Este notable y talentoso jugador, de 27 años de edad,  hoy retirado de la competitividad deportiva dio sus primeros pasos en una cancha de fútbol en su recordado Club de barrio el “9 de marzo” de la comuna de La Pintana y luego pasaría a una Escuela de Fútbol de la misma comuna denominada “Los Pintanitos”, lugar donde permaneció desde los 9 a los 12 años de edad.

Posteriormente, entre los 12 y los 14 formó parte de la Filial del Club Deportes La Serena acá en la ciudad de Santiago. De ahí siguió su desarrollo como futbolista integrándose al Club Cobreloa también con Filial en la ciudad Santiago, donde realizó las categorías Sub 15 y Sub 16, luego las divisiones Sub 17 y Sub 18 las hizo en la ciudad de Calama.

Desde el norte y con solo 19 años se vino a la Región Metropolitana para integrarse al plantel de Municipal La Pintana por aquellos años participante de la Tercera División “A”, fue para Sebastián su primer contacto con esta categoría.

Esta nueva experiencia no fue del todo satisfactoria para él, quizás algo inmaduro aún por su juventud, razón por la cual, tomó la decisión prematuramente de retirarse del fútbol y dedicarse a los estudios, al trabajo y a su familia, ya que siendo un adolescente fue padre a los 16 años de un hermoso bebe.

Pasó el tiempo y se volvió a reencantar con el fútbol y con la ayuda y el apoyo de su esposa, siendo un hombre casado ya, decidió nuevamente volver a jugar, después de un llamado que le hicieron del Club General Velásquez de la localidad de San Vicente de Tagua Tagua. Es en esa institución de la que guarda lindos recuerdos que sintió que el fútbol era lo suyo, pero la verdad es que se le hizo difícil volver a la Tercera División “A” después de cuatro años, le costó recuperar el ritmo de los entrenamientos y lo que significaba volver a competir por los puntos.

Después en el año 2015 se incorporó al Club Gasparín también participante de la Tercera División “A”, en ese equipo, ya con más ritmo de competencia tuvo un muy buen campeonato logrando consolidarse como el máximo artillero de los “gasoleros” con 17 anotaciones las que le sirvieron también para ser el sub goleador del Torneo.

Sebastián es aquí donde hace una pausa, para dar los agradecimientos y nombrar con sentidas palabras a los Profesores que tuvo en esa institución, se refiere a los técnicos señores Francisco Quiroz, Francisco Castro y Gustavo Sepúlveda, respectivamente, que fueron los técnicos que le marcaron en su paso por esta hermosa disciplina, de cada uno de ellos guarda muy lindos recuerdos.

Al año siguiente se integra al conjunto de Municipal Santiago competidor de la Tercera División “B”, fundamentalmente lo hizo por razones económicas, para poder solventar las responsabilidades de jefe de hogar de su familia. Con nuevos aires y nuevos colores tuvo un muy buen arranque por cuanto en el Torneo de Apertura denominado Copa Absoluta 2016, se proclamó como el máximo goleador con 14 conquistas y llegando a instancia de semifinal, lo que fue un gran éxito por tratarse de un cuadro nuevo. Recuerda que tenían un muy buen grupo de personas y obviamente, como jugadores tenían todo el apoyo del profesor Marcelo Reyes que fue un pilar fundamental no tan solo para él si no que para todo el equipo.

Es aquí que viene el imborrable recuerdo de sus 8 goles, en una tarde rutilante, iluminada y que recuerda como una anécdota especial porque pudo dedicarle los goles a cada uno de los integrantes de su familia. Expresa que hicieron un partido redondo. Luego en el Torneo Oficial llegarían a disputar la Liguilla Final que les permitiría obtener un cupo para ascender de categoría, pero lamentablemente una lesión a una de sus rodillas no le permitió jugar al ciento por ciento de sus capacidades. Aún así fue el segundo goleador de su equipo con 18 anotaciones detrás de su compañero Felipe Molina que marcó 28. Ese sería su último año en la Tercera División.

Después tuvo un llamado para realizar una prueba en el Club Malleco Unido de la Segunda División Profesional, reconoce con mucha honestidad que le fue mal. Siente que nunca se pudo recuperar plenamente de su lesión. Ello le llevó prematuramente a dejar el fútbol para dedicarse plenamente a su familia, estima que era el momento y además que le necesitaban.

En la actualidad trabaja en una empresa de aire acondicionado y juega fútbol los fines de semana, hace poco se cortó los ligamentos de la rodilla por lo que con humor nos expresa que no descarta la posibilidad de no volver a jugar más.

Tuve la fortuna de verlo en acción en varias ocasiones fue un talentoso atacante encarador, aguantador y con un excelente poder de finiquito.

Al finalizar esta nota quiero expresar mi sincero agradecimiento a Sebastián por su gran amabilidad de acceder a ella, como también, a uno de mis amigos de facebook el señor Dustin Caviedes que en una de mis notas recordó la gran hazaña de Sebastián Jorquera.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *