3a. “A”: Fecha 14, Real San Joaquín “CASI SIN DESPEINARSE”

 

(Crónica del partido del Sr. Juan Pablo Jarufe, desde la Comuna de San Joaquín).

Una apacible faena tuvo Real San Joaquín ante Provincial Ovalle, en la fría tarde-noche sabatina, en la comuna del sur de la capital. Si bien el score terminó siendo exiguo, la cuenta final bien pudo ser mayor, de no mediar la impericia del ataque local y un par de buenas intervenciones del golero visitante.

Se auguraba un duelo interesante, pues ambos cuadros estaban a la expectativa de poder alcanzar la punta de la tabla de posiciones de la Tercera División “A”, más aún tras conocer algunos resultados previos durante la misma jornada de sábado, como la sorpresiva caída de Lautaro ante Municipal Salamanca, el empate entre Colina y General Velásquez, así como la caída de Deportes Rengo en Limache.

Sin embargo, el lance entre Real San Joaquín y Provincial Ovalle estuvo lejos de ser el espectáculo que se esperaba, pues en la cancha se notó demasiado la diferencia futbolística entre un equipo afiatado entre sus líneas, con rapidez en los desplazamientos y salidas explosivas en ataque, como es el caso del cuadro dirigido por Jaime Lizama; y un elenco más bien timorato, con escaso juego colectivo y bajos rendimientos individuales, como fue la tónica de los pupilos de Ramón Contreras.

Si bien en el arranque, ambos conjuntos se mostraron imprecisos con el balón en los pies, de a poco “Los Chicos Buenos” comenzaron a imponer su ritmo, confiando en el equilibrio de su última línea; la calidad técnica de Mauricio Yévenes, hombre que hacía su estreno, tras su reciente paso por Independiente de Cauquenes; las venenosas diagonales de Gonzalo Tapia; y los endiablados desbordes de Fernando Garrido y Jaime Lara, este último, a mi entender, la mejor figura de la cancha.

Los limarinos, por su cuenta, se mostraron erráticos con el balón en sus pies, sin encontrar nunca en Cristián Pinto la manija que necesitaban para distribuir el juego, a la vez que abusando en demasía del pelotazo frontal, buscando los pivoteos de un voluntarioso, pero poco efectivo Freddy Muñoz.

Tras algunas escaramuzas, y cuando “El Ciclón” buscaba asentarse mejor en el terreno de juego, en los 19’ vino una buena jugada de los locales por la banda izquierda, que terminó con un centro atrás, al corazón del área ovallina, donde Mauricio Yévenes no tuvo más que poner su botín, para clavar el balón en un rincón imposible para el portero Jeff Barría.

Con la apertura del marcador, los blucerciatas se soltaron más y comenzaron a aproximarse con mayor peligro a la portería visitante. Lo tuvo Fernando Garrido, en un mano a mano bien resuelto por el golero limarino y también el mismo Mauricio Yévenes pudo clavar su segunda estocada, en un balón que recogió a la entrada del área y que desvió por nada, disparando alto y cruzado.

De parte de Provincial Ovalle, poco para anotar, salvo un tibio remate de José Ponce y algunas intentonas aéreas en balones detenidos, que no crearon mayores problemas al meta Leonardo Rayo.

Por lo mismo, no extrañó que en los 39’ cayera el segundo para las huestes de Jaime Lizama, cuando tras una “maradoniana” jugada, el goleador Felipe Molina enfrentó en solitario a Jeff Barría, punteándole la pelota por un costado, para anidar el balón en el fondo del arco ovallino. Gran mérito para el ex-atacante de Municipal Santiago e imperdonable falta para la defensa visitante, toda vez que el ariete se coló entre medio de los dos centrales, tras aprovechar una pérdida de balón de José Ponce, que fue reclamada como falta por el técnico Ramón Contreras.

Tras el descanso, se pensó que Provincial Ovalle introduciría cambios inmediatos en su oncena, para tratar de revertir su suerte, sobre todo considerando algunos nombres que aparecían en su banco de suplentes, a saber: César Castillo -lesionado en su rodilla y que finalmente se quedaría sin actuar-; Alan Marca, de buena producción goleadora las fechas precedentes; y Fabián Vásquez, volante de buenas condiciones técnicas.

En definitiva, si bien este último ingresó en los 52’ por Manuel Rojas, intentando asumir la conducción del equipo; la casi inmediata sustitución del capitán Cristián Pinto, terminó por perjudicarle, al no encontrar un socio con quien dialogar en la mitad del terreno de juego. Incluso, el ex Ferroviarios terminó jugando como un “doble cinco”, sin gravitar demasiado, al  situarse demasiado lejos del arco rival.

Además, la entrada de un delantero como Alejandro Garrote, de similares características a las de Freddy Muñoz, no fue la mejor de las decisiones del técnico Ramón Contreras, quien claramente no leyó bien el partido que se le presentaba.

El posterior ingreso de Alan Marca por Eric Albanez fue una muestra de que “El Ciclón” se la jugaba por completo, pero el extremo no fue bien abastecido, sobre todo porque la apuesta ovallina continuó siendo la de la búsqueda aérea a las “torres” que tenía en ofensiva. Un error que, a todas luces, ayudó a que la zaga local tuviera una faena relativamente tranquila, advertida una y otra vez de los anunciados y previsibles ataques forasteros.

Con un desordenado Provincial Ovalle y un tranquilo Real San Joaquín, el partido entró en un bache en el complemento, languideciendo conforme pasaban los minutos, con un cuadro local que le cedió el balón a los verdiblancos, esperándolos en su zona y apostando a asestar alguna contra letal, que bien pudo haberse materializado.

Asimismo, el técnico Jaime Lizama aguardó las modificaciones tácticas del visitante, para recién sobre el final del compromiso refrescar su oncena, con las entradas de José Duarte, Bryan Cubillos y Gonzalo Peña. A fin de cuentas, el panorama no ameritaba mayores ajustes, toda vez que Real San Joaquín nunca se vio realmente amenazado por un “Ciclón” que, al parecer, perdió vigor antes de entrar al sintético de Carlos Valdovinos con Las Industrias.

Y para colmo de males de los ovallinos, el zaguero Sebastián Pérez se ganó una discutible tarjeta roja directa al final del partido, tras cortar un ataque capitalino. Habiendo existido la falta, la duda pasa porque no era último hombre y tampoco la magnitud de la infracción sugería tamaño castigo.

En definitiva, el pitazo final del juez Cristián Pavez, de buen cometido, en general, premió el mejor juego colectivo de los locales, que con la victoria alcanzaron transitoriamente el tope de la tabla de colocaciones, sitial que un día más tarde cederían ante Fernández Vial, tras el triunfo de los aurinegros sobre Municipal Mejillones. Al mismo tiempo, castigó la pobre performance futbolística de un Provincial Ovalle que extrañó en demasía a César Castillo y que sigue en búsqueda de un goleador que resuelva los endémicos problemas de finiquito evidenciados este año -es el segundo equipo que menos tantos ha marcado en el campeonato-, más aún con la casi segura pérdida de Rodrigo Rojas por el resto del torneo, pues estaría ad portas de ser operado de una de sus rodillas.

FICHA DEL PARTIDO

Sábado 22 de julio de 2017

Estadio Municipal “Arturo Vidal”, de San Joaquín

Público: 200 espectadores, aproximadamente

Árbitro: Cristián Pavez

Asistente 1: Miguel Guzmán

Asistente 2: Miguel Jiménez

REAL SAN JOAQUÍN (2): 33. Leonardo Rayo; 5. Elson Torres (Cap.), 3. Francisco Rodríguez, 23. Alexis Alarcón; 9. Fernando Garrido (’77, 14. José Duarte), 26. Miguel Cárdenas, 6. Esteban Yáñez, 21. Jaime Lara, 8. Mauricio Yévenes; 20. Gonzalo Tapia (’84, 24. Bryan Cubillos), 29. Felipe Molina (’86, 18. Gonzalo Peña). DT: Jaime Lizama.

PROVINCIAL OVALLE (0): 22. Jeff Barría; 6. Gonzalo Ortiz, 3. Álvaro Campos, 5. Sebastián Pérez, 30. Antonio López; 11. Manuel Rojas (’52, 4. Fabián Vásquez), 20. Éric Albanez (’62, 29. Alan Marca), 16. José Ponce, 10. Cristián Pinto (Cap.) (’54, 9. Alejandro Garrote); ’18. Freddy Muñoz, 11. Maicol O´Neill. DT: Ramón Contreras.

Goles: 1-0, 19’, Mauricio Yévenes (RSJ) y 2-0, 39’, Felipe Molina (RSJ).

Tarjetas amarillas: Fernando Garrido y Jaime Lara (RSJ); Freddy Muñoz, Éric Albanez y Antonio López (POV).

Tarjeta roja: ’92, Sebastián Pérez (POV).

Fotografía: Sr. Juan Antonio Torres

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *